Síndrome de Vaca Vacía

A partir de mucus cérvicovaginal y sangre podemos diagnosticar las principales causas infecciosas que afectan la reproducción.

Más del 50% de las fallas reproductivas se deben a causas infecciosas, siendo éstas responsables de severas pérdidas como:

  • Reducción del 15 al 25% en los porcentajes de preñez.
  • Menor cantidad de kilos de terneros por vientres en servicios.
  • Mayor cola de destete.
  • Mayor costo por reposición de toros infectados.
  • Mayor porcentaje de vacas de descarte.
  • Mayores costos por controles, tratamientos, vacunaciones, etc.

Consideraciones generales

La eficiencia del diagnóstico aumenta cuanto más próxima a la infección inicial se hace la obtención de la muestra del mucus cérvicovaginal, por el contrario si dicho muestreo se realizó lejos de la época de servicio (más de 4 meses), el valor de una muestra negativa es relativo. Un muestreo de un 10-20% de animales permitirá registrar datos de valor. Se ha demostrado la persistencia de la infección para Campylobacter fetus y Trichomona foetus por períodos de más de un año, incluso en vacas preñadas que llevan su gestación a término.

EXTRACCIÓN DE MUESTRAS:

MATERIAL NECESARIO

   1. Pipeta de IA o bien jeringa de Cassou con vainas azules.
   2. Jeringas x 60 ml.
   3. Solución fisiológica estéril x 500 ml para realizar lavado del fondo de vagina (mucus escaso).
   4. Tubo de goma de látex o siliconados de 70/80 cm para conectar jeringa con pipeta de IA.
   5. Medio de transporte y cultivo simultáneo para Trichomoniasis.
   6. Solución salina (SST) formolada para Campylobacteriosis por IF.
  7. Medio de transporte de Cary-Blair para Campylobacteriosis por IF previo enriquecimiento en caldo Brucela.
   8. Medio de  transporte para virología de Hank`s.
   9. Tubos de Khan para obtención de suero

INSTRUCIONES PARA LA TOMA DE MUESTRAS

Técnica
Las descargas uterinas y mucus vaginal pueden ser recolectadas tanto de la vaca abortada como del animal vacío, desde la porción posterior del cérvix y fondo de vagina mediante la aspiración con pipeta de IA e intermediario de goma y jeringa, o bien, mediante pipeta de Cassou y vaina azul descartable.

Higiene
Cuando la higiene del periné y vulva no es la adecuada (heces) deberá realizarse el lavado del área con agua común y una esponja, secando luego los labios vulvares con papel descartable. No se aconseja el empleo de soluciones desinfectantes. Un operario fijará la cola del animal.

Extracción del mucus cérvicovaginal (MCV)
Separando ambos labios vulvares y sin necesidad de fijar el cérvix por vía rectal, se introduce el instrumento armado hacia el área superior del fondo de la vagina, realizando movimientos de aspiración con el extremo posterior del instrumento y al mismo tiempo retirándolo hacia caudal. En un bajo porcentaje de animales el volumen del mucus extraído puede ser escaso para lo cual se puede introducir con el mismo instrumento 3 a 5 ml de solución fisiológica estéril, realizar un lavado del fondo de vagina y luego extraer el líquido en forma inmediata.

Siembra en medios de cultivo

  1. Trichomonas foetus : sembrar en forma directa 0,5 a 1 ml de MCV.
  2. Campylobacter fetus : sembrar en Cary Blair 0,5 ml en el fondo del tubo y en solución salina formolada las que deberán sembrarse en último lugar por la presencia de formol.
  3. IBR/BVD : sembrar en forma directa 0.5 ml de MCV en medio para virología.

Extracción de sangre
Identificar los animales y extraer la muestra de sangre en tubo de Khan. Volver a sangrar estos animales a los 15-20 días, el doble muestreo de sangre durante el tacto es necesario cuando:

  • Se observan síntomas clínicos de la enfermedad durante la palpación (por ej. vulvovaginitis).
  • La pérdida de la gestación se ha producido pocos días antes del trabajo (no más de 15 o 20 días).
  • Existe una muestra de referencia extraída al inicio del servicio en los mismos animales.

Adjuntar historia clínica del rodeo afectado.

Precauciones
No se deberá olvidar que otros organismos como Brucella abortus pueden estar involucrados como agente abortigénico (zoonosis), por ende se manejará el MCV con los recaudos correspondientes.

A veces la consistencia del MCV es filante, siendo dificultoso el llenado de los tubos con medios de cultivo, especialmente al querer cerrarlo, recomendándose para ello ayudarse con el mismo tapón del tubo. La sobrevida, tanto de T. foetus como de C. fetus , dentro de la pipeta de muestreo no es prolongada, para ello se aconseja utilizar los medios de cultivo y/o trasporte adecuados.

En algunos casos, la pipeta puede caer en la uretra, recolectándose orina, la cual es distinguible al extraerla. En ese caso, se deberá muestrear nuevamente.

Respetando los pasos enunciados se puede asegurar que los riesgos de extraer una muestra contaminada son mínimos en ocasiones de campo.

TOMA DE MUESTRAS

 

Desplácese sobre la tabla para poder ver los datos completos.

Muestras Modo de envío de material Investigar
Vaca vacía I Vaca vacía II
Mucus cérvico-vaginal

(M.C.V.)

Medio para Trichomoniasis Trichomoniasis Trichomoniasis
Medio de Cary Blair Campylobacteriosis Campylobacteriosis
SST con formol
Medio de Hank`s Sin determinar IBR/BVD
Sangre

1a muestra

Tubo para sangre entera/suero Brucelosis

Leptospirosis

IBR/BVD

Neosporosis

Brucelosis

Leptospirosis

IBR/ BVD

Neosporosis

Sangre

2a muestra

(confirmatoria)

Tubo para sangre entera/suero Leptospirosis

IBR/BVD

Leptospirosis

IBR/BVD

FORMAS DE ENVÍO

El medio para Trichomoniasis a temperatura ambiente, los medios restantes en caja de telgopor con refrigerantes. No congelar las muestras.

Referencias:
Campero, C.M. Consideraciones sobre la Trichomoniasis y Campylobacteriosis bovina. Rev. Colegio de Veterinarios de la Prov. de Buenos Aires 32, 47-51, 2005.

Compartir