Publicado en www.senasa.gov.ar

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) informa que los registros del Ministerio de Salud de la Nación evidencian una drástica caída de los casos humanos de brucelosis en San Juan y en Mendoza, la provincia históricamente más afectada por esta enfermedad.

Los datos, aportados por el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica del Ministerio (SNVS C2-SIVILA), indican que el padecimiento que históricamente afectó la calidad de vida de las familias cabriteras en Mendoza ha caído a valores mínimos como consecuencia de la aplicación de la vacunación caprina. Este caso permite además constatar, por experiencia propia de la Argentina, que la vacunación masiva y sistemática impulsada por el Senasa en el año 2004 (Circular 117/04) brindó una protección eficaz al ganado.

Al igual que en otros países que aplicaron o aplican esta vacuna (Francia, España, Irán, Turquía, repúblicas caucásicas de la antigua URRS, Perú y Malta), la Cepa Rev.1 produjo el impacto esperado sobre la salud pública.

Asimismo, en la provincia de San Juan se produjo una caída similar a la de Mendoza en el promedio anual de casos humanos de brucelosis: de 3,5 (desde 1994 a 2008) a 0,33 casos por año (2009-2014).  

Los gráficos que se muestran a continuación permiten visualizar que en la provincia de Mendoza se produjo una reducción muy significativa de los casos humanos de brucelosis a partir del año 2009 (en correspondencia con una cobertura vacunal alcanzada del 60% en los caprinos), mientras que en La Rioja (provincia donde no se aplica la vacunación del ganado caprino) la enfermedad sigue presentándose mediante sus ciclos endemo-epidémicos característicos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En concordancia con esta evidencia, se encuentra el trabajo presentado en el 7º Congreso de Infectología Pediátrica por un grupo de médicos del Servicio de Infectología de la provincia de Mendoza, en abril de 2014, en el que se informa que desde el año 2007 no se registraron internaciones de niños por brucelosis en los hospitales, y que ello se corresponde con el Plan de Vacunación de Brucelosis Caprina aplicado en la Provincia. 

Cabe destacar que los planes de vacunación aplicados en las provincias endémicas responden a las estrategias enmarcadas en el Plan Nacional de Control de la Brucelosis Caprina que el Senasa, junto a los gobiernos provinciales, profesionales, expertos y productores, vienen tratando en los múltiples foros participativos de la Mesa Nacional Caprina.

La brucelosis caprina es una enfermedad transmitida a las personas por contacto con las cabras y a través de sus productos lácteos. Si no es diagnosticada y tratada a tiempo, puede resultar crónica y afectar el funcionamiento de diversos órganos (huesos, hígado, corazón, meninges, etc.), y de este modo la calidad de vida de las personas.

Compartir