Calandra PM2, Dimattia JM2, Cano DB1, Odriozola ER1, Späth EJA1, Campero C1, Moore DP3. 1 Grupo Sanidad Animal, 2 Residencia interna en Sanidad Animal y 3 CONICET, EEA INTA Balcarce, Buenos Aires. espath@balcarce.inta.gov.ar

Introducción

Neospora caninum es agente causal de aborto en bovinos de regiones ganaderas de todo el mundo. Su ciclo de vida es indirecto siendo el perro (Canis familiaris), el coyote (Canis latrans), el dingo australiano (Canis domesticus) y el lobo gris (Canis lupus) los hospedadores definitivos. 

Los ooquistes eliminados en las heces de los hospedadores definitivos contienen 2 esporocistos con 4 esporozoitos cada uno siendo la fuente de infección para los bovinos que se comportan como hospedadores intermediarios.

Para el diagnóstico de la Neosporosis disponemos de técnicas serológicas [inmunofluorescencia indirecta (IFI), ELISA, microaglutinación] para detección de anticuerpos en suero o en fluidos fetales; técnicas de histología para observar las lesiones causadas por N.caninum en los fetos abortados o placenta, y técnicas de inmunohistoquímica (IHQ) o de amplificación del ADN (PCR) para demostrar la infección. El objetivo de este trabajo es contribuir a la interpretación de resultados serológicos de N.caninum asociada a casos de abortos.Para el diagnóstico de la Neosporosis disponemos de técnicas serológicas [inmunofluorescencia indirecta (IFI), ELISA, microaglutinación] para detección de anticuerpos en suero o en fluidos fetales; técnicas de histología para observar las lesiones causadas por N.caninum en los fetos abortados o placenta, y técnicas de inmunohistoquímica (IHQ) o de amplificación del ADN (PCR) para demostrar la infección. El objetivo de este trabajo es contribuir a la interpretación de resultados serológicos de N.caninum asociada a casos de abortos.

Materiales y métodos

Se recibieron en el SDVE INTA Balcarce muestras de dos rodeos con episodios de abortos. En el caso del establecimiento “A” consta de un hato de 57 vaquillonas, en donde se presentaron 11 abortos mientras que en el establecimiento “B” fue un hato de 140 vacas donde se presentaron 14 abortos. Desde ambos hatos se enviaron suero (n=57 y 13), mucus cérvicovaginal (MCV, una muestra) y fetos (n= 4; 2 de cada establecimiento). En el caso de los fetos y MCV de se realizaron técnicas bacteriológicas y de aislamiento viral de rutina (Campero et al., 2003). En los sueros se realizó BPA para brucelosis e IFI para N.caninum una dilución de 1:100 para los adultos y 1:10 para los fluidos fetales. Se evalúo la asociación entre los resultados serológicas a N.caninum y la ocurrencia de abortos mediante el cálculo del Odds Ratio y X2 con el programa EpiDat 4.1.

Resultados

En ningún espécimen se identificó algún agente patógeno causante de abortos. En ambos establecimientos los sueros resultaron negativos BPA. Respecto de la IFI a N.caninum Establecimiento A: 7 de 11 vacas que abortaron resultaron seropositivas y 12 de 46 vacas preñadas resultaron seropositivas (Tabla 1). Establecimiento B: 1 de 14 vacas que abortaron resultan seropositivas y sólo 3 de 30 vacas preñadas resultaron seropositivas (Tabla 2). Uno de los 2, y los 2 fetos fueron positivos por IFI en los establecimientos A y B, respectivamente. En el Est. A las hembras abortadas positivas a N.caninum tuvieron una chance casi 5 veces mayor de abortar que las negativas (OR=4,95, IC95% 1,2 a 19,9); con una asociación estadísticamente significativa (X2 5.63, p <0.05). En el Est B el OR fue 0,69 (IC95% 0,06-7,3), X2 p > 0.05; la asociación en este caso no fue significativa.

Tabla 1. Asociación entre la ocurrencia de abortos y el resultado serológico a N.caninum en el Est. A

 

Abortó No abortó
Positivas a N.caninum 7 12
Negativas a N.caninum 4 34

 

Tabla 2. Asociación entre la ocurrencia de abortos y el resultado serológico a N.caninum en el Est. B

 

Abortó No abortó
Positivas a N.caninum 1 3
Negativas a N.caninum 13 27

 

Discusión

La realización de una prueba serológica aislada sobre una hembra que abortó no permite asociar a N.caninum con el aborto. Tampoco tiene validez establecer un título final. Lo recomendado es tomar muestras de vacas que han abortado y tomar simultáneamente muestras de vacas del mismo rodeo que mantengan aún la preñez (Moore et al., 2003). La comparación de las proporciones de animales seropositivos en ambos grupos nos permitirá inferir si N.caninum estuvo involucrada en los abortos observados. Igualmente, el hecho de encontrar anticuerpos en fluidos fetales demuestra la infección congénita pero no tendríamos elementos para decir que el aborto fue causado por N.caninum. Sin embargo, la presencia de anticuerpos en fluidos fetales acompañado de un análisis de histología que permita observar lesiones patológicas características permitirían pensar que N.caninum pudo ser la causa del aborto. El análisis histológico está aún pendiente. Asimismo, tanto la IHQ como el PCR deberían ser análisis complementarios de la histología, si la finalidad es establecer la causa del aborto.

Bibliografía

-Moore, D.P., Campero, C.M., Odeón, A.C., Chayer, R., Bianco, M.A. (2003). Reproductive losses due to Neospora caninum in a beef herd in Argentina. Journal Veterinary Medicine series B. 50:304–308.

-Campero, C.M., Moore, D.P., Odeón, A.C., Cipolla, A.L., Odriozola, E. (2003). Aetiology of bovine abortion in Argentina. Vet. Res. Comm. 27:359–369.

Compartir