Laboratorio 9 de Julio.

Para el correcto diagnóstico veterinario es de suma importancia la realización de un muestreo apropiado.

La correcta obtención de la muestra es la primera condición para efectuar un análisis de alta calidad. No se puede obtener un buen resultado analítico partiendo de una mala muestra.

La mayor parte de los recursos se ha invertido en el control de la calidad en la etapa analítica, desmereciendo la importancia de las etapas pre-analítica (muestreo) y pos-analítica. No es posible realizar buenos estudios de Laboratorio sin recibir muestras de calidad y cantidad adecuadas y correctamente identificadas. Un examen de laboratorio es tan bueno, como buena es la muestra que se le envía.

Para lograr el objetivo propuesto debemos minimizar las posibilidades de error en la etapa pre-analítica.

Solicitud de análisis

Es conveniente la colaboración estrecha entre los médicos veterinarios y el Laboratorio para adecuar la oferta de servicios a las necesidades expresadas y para la correcta petición de las pruebas analíticas. Es necesario adjuntar datos del propietario, localidad, Nº de identificación de las muestras y análisis requerido. Si el análisis requiere validez oficial, por ejemplo, en los rubros de Brucelosis y/o Aujeszky, es de suma importancia completar los datos en la planilla de remisión de muestras correspondiente.

Material necesario

Para obtener muestras de sangre se emplean tubos de Khan, pero no todos lo materiales que componen estos tubos son apropiados. Para empezar, se desaconseja el uso de material de vidrio ya que se corre el riesgo de su ruptura; tienen dificultad para su correcta identificación; su reciclado implica un peligro de contaminación con residuos de detergentes o desinfectantes no apropiados y los tapones de goma utilizados son de material poroso entorpeciendo su higiene y dando valores analíticos erróneos.

En cuanto al material descartable de plástico, no todos presentan la misma calidad para la obtención de suero. Por ejemplo, en los tubos de polipropileno (PP) y poliestireno (PS) el coágulo de sangre se pega a la pared debido a la porosidad de estos materiales, dificultando el desuerado. En cambio, los tubos de PMMA (Polimetilmetaacrilato) responden de manera óptima a la obtención de suero y aseguran la no contaminación de la muestra para todas las determinaciones de Serología, Química clínica, Enzimología, hormonas y Biología molecular. Gracias a su resistencia mecánica permiten obtener un 100% de eficacia en la centrifugación sin roturas.

Con respecto a las jeringas y agujas, se recomienda el uso de material descartable para evitar la transmisión de enfermedades. Tener en cuenta la especie a muestrear a la hora de elegir el calibre.

La toma de muestra

Primeramente, se deben identificar los tubos de acuerdo a los animales a muestrear con tinta indeleble en el cuerpo del tubo y no en los tapones. Luego, proceder con la extracción de sangre y descargarla por las paredes del tubo llenando ¾ partes del mismo retirando la aguja. Es importante mantener los tubos con sangre a una temperatura de 25-30ºC durante la primera hora para que se forme el coágulo. Para lograrlo en las condiciones de trabajo de campo en época de invierno, por ejemplo, se pueden colocar las muestras dentro del vehículo al sol o en un ambiente climatizado cercano. En la época estival, es fundamental que, una vez obtenido el suero, se refrigeren las muestras. Terminada la jornada de trabajo, las muestras deben acondicionarse en caja de telgopor con refrigerantes, enviarse al laboratorio lo antes posible y dar aviso del envío realizado. (Tabla 1 y 2).

Condiciones que dificultan el diagnóstico en cuestión

  • Falta de planillas o planillas incompletas.
  • Sangre entera congelada, ya que el congelamiento hemoliza la muestra.
  • Sangre entera o suero contaminados.
  • Sueros hemolizados.
  • Tubos mal identificados o con identificación en los tapones.
  • Cantidad insuficiente.

Particularidades

En el caso de muestras destinadas a estudios de Hematología (hemograma) para la investigación de enfermedades anemizantes como Leptospirosis, Piroplasmosis, Anaplasmosis, se requieren tubos con anticoagulante. Una vez extraída la sangre, sacar la aguja de la jeringa, colocar la punta de la jeringa sobre la pared del tubo con anticoagulante, descargar la sangre hasta el nivel indicado y mezclar suavemente por inversión, sin agitar para evitar la hemólisis. Si la muestra no es analizada en 2 o 3 horas, la sangre debe ser refrigerada a 4ºC y enviada dentro de las 24 horas.

Si se desean realizar determinaciones de minerales en sangre es necesario extraer la sangre de la vena yugular con jeringa y aguja estéril, quitar la aguja de la jeringa y descargar la sangre por la pared del tubo. Para la determinación de Selenio se requieren tubos heparinizados (proceder de igual forma que para hemograma). En cambio, para las determinaciones de Calcio, Fósforo, Magnesio, Cobre y Zinc se requiere sangre entera o suero separado dentro de las 4 horas de extraída la muestra.

Se recomienda enviar como mínimo 10 muestras.

Para más información www.lab9dejulio.com.ar

 

 

 

 

 

 

Compartir