Fuente

SENASA

Es una infección respiratoria aguda de los caballos, burros y mulas, muy contagiosa, pero que se puede prevenir siguiendo las pautas.

La influenza equina (IE) es una enfermedad respiratoria viral sumamente contagiosa entre los équidos que puede manifestarse con fiebre, tos seca y secreción nasal acuosa e incolora la cual puede aumentar su viscosidad y oscurecerse.

Los brotes de IE suelen estar asociados a la concentración de animales en eventos ecuestres, donde adquieren la enfermedad y luego la diseminan cuando son trasladados. Por eso, la prevención es clave.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) cuenta con su propio Programa de Equinos y lleva a cabo medidas sanitarias para prevenir la difusión del virus –que no afecta a las personas– a nivel nacional.

En la Argentina, la vacunación está permitida y es obligatoria para todos los équidos que permanezcan o se movilicen hacia un remate feria, exposición, establecimiento identificado como hipódromo, club hípico, stud, caballeriza, centro tradicionalista y/o a distintas actividades ecuestres que concentren équidos para trote, pato, polo, salto, doma, jineteada, prueba completa y endurance. Debe ser aplicada de manera sistemática cada 3 o 6 meses, dependiendo del tipo de vacuna utilizada.

Asimismo, el Senasa recuerda y enfatiza a todas las personas titulares, tenedores y/o responsables de équidos, cuáles son –junto con la vacunación– las medidas de control más efectivas para mitigar un posible brote epidémico:

  • Disminuyan el estrés de los equinos tomando recaudos respecto al contacto estrecho con otros caballos, el hacinamiento y el transporte.
  • Mantengan a los equinos en ambientes bien ventilados e higienizados.
  • De ser posible, eviten el contacto de equinos que provengan de establecimientos o eventos de riesgo con los animales propios.

Para mayor información, quienes estén interesados pueden escribir al correo electrónico equinos@senasa.gob.ar o llamar a la línea telefónica 011- 4121 5411.

Compartir